Proverbios Ver más grande

Proverbios

1050

Nuevo producto

¿Conoces a Doña Sabiduría? Los que la hallaron encontraron el mayor de los tesoros. Su valía supera al oro fino y las piedras preciosas. Frans Van Deursen nos invita a conocer a esta mujer imaginaria -una personificación poética- a lo largo de su exposición al libro de Pro­verbios.

Más detalles

12,50 € impuestos inc.

Más

Proverbios 

Frans Van Deursen

¿Conoces a Doña Sabiduría? Los que la hallaron encontraron el mayor de los tesoros. Su valía supera al oro fino y las piedras preciosas.

Frans Van Deursen nos invita a conocer a esta mujer imaginaria -una personificación poética- a lo largo de su exposición al libro de Pro­verbios.

"La sabiduría no parece ser el don que, en estos momentos, resplandezca en las Iglesias de Dios; y esto a pesar de que nuestro Señor Jesucristo primeramente "nos ha sido hecho por Dios Sabiduría" (1 Co. 1: 30). Sin embargo, su Iglesia en la Tierra marcha en muchos aspectos errante e insegura como ciego en su camino". Con estas palabras Frans van Deursen presenta la necesidad que tenemos hoy en día de acercarnos al libro de Proverbios. Ciertamente en él "oirá el sabio y aumentará el saber, y el entendido adquirirá consejo".

El libro que presentamos está dividido en dos grandes partes además de una pequeña introducción general dedicada entre otras cosas a tres asuntos muy interesantes como son: el título del libro bíblico a examen (Mishlé Shelomó que es la forma plural de la palabra Mashal); la contradicción entre algunos proverbios (como por ejemplo: "Nunca respondas al necio de acuerdo a su necedad, para que no seas tu también como él" Pr. 26:4 y "Responde al necio como merece su necedad, para que no se tenga por sabio en su propia opinión" Pr. 26:5), y un vistazo al modo como hemos recibido el libro de Proverbios.

Tras esta introducción llega la primera parte, que es genial. Genial en su estructura y en sus argumentos llenos de calidez y fuerza interpretativa. Dedicada a los nueve primeros capítulos del libro bíblico, nadie debería perdérsela. Ante la dificultad que encuentran la mayoría de comentaristas para dar un orden a esta mezcolanza de Proverbios, Frans van Deursen, da con la clave para una racional comprensión de los mismos sin necesidad de llegar a una artificiosa división de sus materias. Esta primera sección (Comentario a los capítulos 1-9) lleva el título de "Proverbios, manual para uso y aplicación", y se trata de un vestíbulo hermoso para entender y apreciar en su gran hermosura el resto del libro. Estos nueve capítulos -dedicados especialmente a los jóvenes (de 14 a 40 años) y a todos aquellos que aún nos queda algo por aprender- son desmenuzados versículo a versículo ante nuestros ojos, mostrándonos su gran riqueza. A un solo versículo le llega a dedicar veinte páginas: Proverbios 1:7: "El principio de la sabiduría es el Temor de Yahveh". El capítulo 3 de proverbios también merece una especial atención al autor con cincuenta y dos páginas. Allí recorre todas las virtudes de la sabiduría. Cómo puede alegrarnos la vida, cómo nos hace agradables delante de Dios, cómo reduce la desdicha, beneficia la salud, aumenta los bienes... y espacio nos faltaría para enumerar el resto de bendiciones proporcionada por tamaña gracia. Una nota de advertencia contra la necedad mayor en la que el hombre y la mujer pueden caer, como son el adulterio y la prostitución y una invitación a recibir la sabiduría cierran esta importante primera parte.

Si se ha comparado la sección anterior -El Manual de Proverbios (cap.1 al 9)- con un vestíbulo hermoso, en Proverbios 10 al 31 se abren las puertas "a la sala del trono y a las dependencias del gran palacio de Proverbios". Ahora se abre ante nosotros el "verdadero" libro de Proverbios instruidos por el autor mismo acerca de cómo hemos de leerlo: como un libro lleno de sabiduría de la vida. Aquí Frans van Deursen abandona el cometido de analizar versículo por versículo el texto bíblico como haría cualquier comentario general para ceñirse a los temas más importantes analizando los proverbios claves y sólo mencionando sus versículos sinónimos. Aunque se trata de comentarios muy sencillos, todos ellos arrojan luz propia y sana teología en cada asunto. La mujer virtuosa, el aborto, la autoridad, los bienes materiales, el castigo a los niños, la economía, la educación, la embriaguez, la elección de esposa, el gobierno de Dios, el Juicio final, matrimonio, pobreza, salud. Todo esto nos demuestra que la vida cristiana consiste en algo más que acudir a la iglesia el domingo o rezar unas oraciones... Aunque abusa un poco en sus ilustraciones de la historia holandesa, la mayoría de los ejemplos están sacados de la historia bíblica con total acierto.

Estamos por consiguiente ante un gran libro y un buen comentario acerca de Proverbios muy útil y práctico, ideal para compartir con nuestros hijos.

(Nota: Lamentablemente observamos, una vez más, demasiados errores tipográficos en una obra que está bien trabajada y presentada. ¿Cuándo corregirán las editoriales evangélicas este lunar que nos hace sonrojar frente al cuidado mercado secular?).

Carlos Rodríguez 

426 pp. Rústica  

Ref. 1050 - 12,50 €