El guardián de mi hermano Ver más grande

El guardián de mi hermano

1443

Nuevo producto

Cartas a un hermano menor sobre las virtudes y los vicios, las obligaciones y los peligros de la juventud.

Más detalles

Este producto ya no está disponible

11,00 € impuestos inc.

Más

El guardián de mi hermano 

J.W. Alexander

 

"¡Estas cartas son maravillosas! No solo están llenas de sabiduría práctica para los jóvenes, sino que también son ejemplo del tipo de amor fraternal que debiera caracterizar a los discípulos de nuestro Señor. Esta es una útil herramienta para los hombres que quieren alentar y ayudar a los jóvenes a convertirse en fieles seguidores de Cristo"

-Tom Ascol

"Este libro es muy refrescante en su exploración de temas clave que son tan relevantes actualmente como lo eran cuando se escribió en el siglo XIX. Lo que es especialmente valioso es el modo en que aborda los temas que en la actualidad el movimiento evangélico rara vez menciona. El capítulo que versa sobre las amistades es un perfecto ejemplo a este respecto. ¡Lo recomiendo encarecidamente!"

-Michael Haykin

"Este es un libro de cartas espléndidamente vital. Nos sería muy útil a nosotros los pastores, para dirigirnos a alumnos, etc. Que el Señor continúe trayendo a nuestras mentes cosas tan buenas como estas".

-Geoff Thomas

"Los consejos de estas cartas son precisamente los que un hermano querría decirle a otro si tuviera en el fondo de su corazón su utilidad para Dios. Los principios morales y espirituales son intemporales y el consejo es sano y sensato. Todos los niños deberían tener un hermano como demostró ser James Alexander para su hermano menor. Absorba tanto el espíritu de utilidad como la sabiduría de las recomendaciones que hay en estas páginas y será usted un instrumento dedicado a la causa del Maestro".

-Tom Nettles

"El guardián de mi hermano es un libro de lo más útil, que contiene consejos prácticos y piadosos para los niños más mayores y los adolescentes acerca de una gran variedad de asuntos. Aunque a veces un poco anticuados, la mayoría de los consejos de Alexander están llenos de sabiduría, y ayudarán mucho a los jóvenes que deseen dedicar sus vidas a Dios. Sus consejos sobre la lectura de las Escrituras, sobre mostrar gratitud a los padres y sobre evitar las malas amistades son particularmente claros y beneficiosos. Toda persona joven debería leer este libro y orar por fortaleza para poner en práctica sus sabios consejos".

-Joel Beeke

JAMES WADDEL ALEXANDER (1804-1859) fue el hijo mayor de Archibald y Janetta Alexander. James llegó a la seguridad de su salvación en el año 1820 y entró en el Seminario en 1822. Licenciado para el ministerio en el año 1825, su primera tarea, la iglesia en Charlotte Court House, Virginia (1827-1829) fue seguida por tres años en Trenton, New Jersey. Fue nombrado profesor de Retórica y Bellas Artes en la universidad de New Jersey en 1833, pero su principal adhesión fue al pastorado y al púlpito, y desde 1844 hasta su muerte en 1859 (a excepción de tres años como profesor en el seminario Princeton, 1849-1851), ocupó pastorados prestigiosos en Nueva York. Durante todo su ministerio apoyó a The American Sunday School Union escribiendo más de 30 obras para ellos.

 

107 pp. Rústica

1443 - 11,00 €