Cómo pastorear el corazón de su hijo Ver más grande

Cómo pastorear el corazón de su hijo

1358

Nuevo producto

¡No pase de largo este libro! Si es usted padre, educador o pastor, Cómo pastorear el corazón de su hijo va ayudarle sin lugar a dudas. No se trata de un libro más acerca de cómo manejar a nuestros hijos por medio de sutiles consejos psicológicos tan de moda, sino de una percepción bíblica del auténtico problema que tienen todos los niños: un corazón inclinado al pecado y su solución.

Más detalles

14,00 € impuestos inc.

Más

Cómo pastorear el corazón de su hijo 

Tedd Tripp 

¡No pase de largo este libro! Si es usted padre, educador o pastor, Cómo pastorear el corazón de su hijo va ayudarle sin lugar a dudas. No se trata de un libro más acerca de cómo manejar a nuestros hijos por medio de sutiles consejos psicológicos tan de moda, sino de una percepción bíblica del auténtico problema que tienen todos los niños: un corazón inclinado al pecado y su solución.

El Dr. Tedd Tripp con una experiencia de más de veinte años como pastor, asesor, director de escuelas y padre, acierta plenamente en su diagnóstico. Nos presenta el auténtico campo de batalla donde librar nuestro enfrentamiento por la educación de nuestros hijos que no es otro que sus corazones, “porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias...”.

Muchos libros se quedan en lo superficial, en cómo lograr la conducta deseada en nuestros niños sin importar la forma y mucho menos las motivaciones del niño hacia esa conducta. Para Tedd las prioridades son otras.

El autor ha dividido su trabajo en dos partes. En la primera y más larga (13 capítulos), nos presenta los fundamentos para la crianza bíblica, teniendo como objetivo llegar al corazón de la conducta del niño. Analiza el nivel de influencia que tiene el “contorno” en la formación del muchacho con mucho acierto. Recalca el desarrollo del corazón del niño hacia Dios. Acierta en proclamar la autoridad de los padres en una época y sociedad donde la democracia en el hogar parece intocable. Esta autoridad dada por Dios a los padres tiene unos objetivos bíblico claros y no solo conseguir un buen comportamiento en nuestros niños. Acierta plenamente al definir el objetivo de la educación de nuestros hijos: “Enseñarles a vivir para la gloria de Dios y gozar de Él por siempre”.

Acierta al descartar los métodos no bíblicos utilizados, tristemente, por la mayoría de padres y educadores, incluyendo a los cristianos, como son la corrección punitiva, la emocional y todo lo que tiene que ver con la psicología popular. Según Tedd, los métodos bíblicos tienen que ver con la comunicación, el uso de la vara (muy bien definido en página 114) y el dirigirse a la conciencia del niño. En resumen, esta primera parte centraliza la crianza del niño en traerlos a una evaluación sobria de ellos mismos como pecadores, pues deben entender la misericordia de Dios, quien ofreció a Cristo como sacrificio de los pecadores. Esto se logra enfrentando el corazón como la fuente de la conducta y la conciencia como el juez dado por Dios; solo así veremos a nuestros niños vivir una vida que esté plantada en el suelo fértil de la obra de la gracia de Cristo.

La segunda parte está dedicada a la crianza en las diferentes etapas de la niñez hasta la adolescencia. De nuevo acierta en sus planteamientos prácticos. Si nuestro objetivo ha consistido en orientar el corazón de nuestros hijos hacia Dios, entonces y desde ahí tendremos serias y buenas expectativas para la obediencia genuina, esa obediencia sin desafíos, ni excusas, ni demoras que deseamos ver en nuestros hijos. Se necesitará ser coherente, dar buen ejemplo, dedicar tiempo (es decir restarlo de nuestros tiempos de lectura, TV, amistades, etc.), disciplinar correctamente, etc. Todo ello es explicado de forma amena y sistemática en estos últimos seis capítulos. Confiando siempre en la gracia de Dios y en el poder de la oración, Tedd Tripp anhela ver cómo nuestros niños y adolescentes acaban desarrollando identidades autónomas como personas bajo Dios. La adopción de las cosas de Dios como fe para sus vidas será el síntoma de que finalmente el Evangelio ha hecho mella en sus corazones.

Les recomiendo abierta y totalmente el contenido de este libro así como los excelentes cuestionarios que aparecen al final de cada capítulo; por medio de ellos se puede trabajar en grupo o meditar de forma personal cada tema, sus escogidas preguntas arrojarán más luz al lector interesado proporcionándole ricas y profundas reflexiones.

Carlos Rodríguez Homs

224 pp. Rústica  

Ref. 1358 - 14,00 €