Liberación: el Evangelio de Dios Ver más grande

Liberación: el Evangelio de Dios

1229

Nuevo producto

¿Qué le pasa a mucha de la evangelización de hoy? Está centrada en el ser humano, y no en Dios. Esto se ve en todas las "fases" de la tarea evangelística: en la planificación; en la metodología; en el contenido; en el seguimiento; etc. 

Más detalles

4,00 € impuestos inc.

Más

Liberación: el Evangelio de Dios 

James Adams 

¿Qué le pasa a mucha de la evangelización de hoy? Está centrada en el ser humano, y no en Dios. Esto se ve en todas las "fases" de la tarea evangelística: en la planificación; en la metodología; en el contenido; en el seguimiento; etc. La consecuencia más obvia de este enfoque antropocéntrico es: a corto plazo, un aparente "éxito" bastante alentador; pero a la larga, mucha confusión, muchas decepciones y muchas preguntas sin respuesta satisfactoria.


El libro de Adams vuelve a poner a Dios en el centro de la evangelización: mejor aún, vuelve a poner en el centro a Dios el Padre"; "El Tema del Evangelio: Dios el Hijo"; y "El Intérprete del Evangelio: Dios el Espíritu Santo". Adams empieza conectando con una de las principales aspiraciones de mucha gente y de muchas gentes: la liberación. Sin despreciar otras liberaciones, a otros niveles del vivir humano, nos lleva a la que es la liberación más necesaria, más eficaz y más maravillosa: la liberación espiritual que se nos ofrece en el Evangelio de Cristo.
Pero sería un error pensar que se tratara de una obra desequilibradamente teocéntrica (!). Después de exponer el carácter trinitario del Evangelio, Adams pasa a presentar "la demanda" del Evangelio: en pocas palabras, arrepentimiento y fe. Estos son dones de Dios, pero quien tiene que arrepentirse y creer es el ser humano: paradoja, quizás, pero no una contradicción, y es esta paradoja la que explica por qué tantos no acaban siendo salvos, y, al mismo tiempo, cómo tantos otros lo son.


Es una pena que a la evangelización de algunos le falte una presentación más contemporánea; y es aún más una pena que a la de otros le falte un contenido más teocéntrico. ¿Por qué resignarse a una falta o a la otra, pudiendo suplirse ambas? Esta explicación y aplicación del Evangelio de siempre al ser humano de todo ?hoy? es una humilde pero valiosa ayuda a ese fin.

Andrés Birch 

80 pp. Rústica  

Ref. 1229 - 4,00 €